La sostenibilidad es un comportamiento que afecta todos los ámbitos, y esto incluye a la construcción y la vivienda. Es en el desarrollo de proyectos de vivienda sostenible donde las constructoras deben empezar a actuar. Según la revista Dinero “la construcción de viviendas representa alrededor del 32% del consumo total de energía y el 19% de las emisiones de gases invernadero”.

La sostenibilidad es entendida como la capacidad de mantenerse por sí mismo sin agotar los recursos o causar grave daño ecológico. Un proyecto de vivienda sostenible es aquel que desde el diseño y construcción logra optimizar los recursos naturales invertidos en la construcción y los sistemas de la estructura, de tal modo que minimicen el impacto ambiental.

Invertir en un proyecto de vivienda sostenible representa un beneficio para quienes consideren que en un futuro se convertirá en una fuente de ahorro y en una forma de comprometerse con el planeta y con la sociedad. ¿Quieres conocer 5 ejemplos de construcciones que nos muestran qué es una vivienda sostenible? Te mostramos.

Los proyectos de vivienda sostenible deben construirse bajo el principio de “construcción verde”, es decir que todos sus materiales sean respetuosos con el medio ambiente y que sdesde su planeación, construcción y vida útil, sepa cómo aprovechar los materiales y hasta desechos. Si escoges vivir en un tipo de construcción de esta, no debes preocuparte por estos cinco elementos.

Cuanto más adaptada esté la vivienda al entorno, será más funcional y tendrá un impacto ambiental menor. Ahora que tienes conocimiento sobre las viviendas sostenibles, conoce las ventajas que estas representan:

  • Las viviendas sostenibles buscan el aprovechamiento de la energía solar, de la iluminación y de la ventilación natural para el ahorro de energía.
  • Una vivienda sostenible representa un ahorro energético en más de un 60% respecto a una vivienda convencional.
  • Este tipo de viviendas da pie para pensar en otras fuentes de energía renovable como la producción de calor ambiental con calderas de alto rendimiento y bombas de calor, la energía eléctrica con sistemas de cogeneración, paneles fotovoltaicos o generadores eólicos.
  • El ahorro de agua se da gracias a la utilización de sistemas y  dispositivos que reducen el consumo hídrico y aprovechan el agua de lluvia para diversos usos.
  • Los proyectos de vivienda sostenible cuentan con mayor calidad y mayor longevidad ya que son de fácil manutención y exigen menos reparaciones.
  • Ayudan a disminuir los riesgos de salud de los trabajadores durante el proceso de construcción, ya que los materiales que se utilizan no contaminan, no son tóxicos ni nocivos para la salud.
  • Estas viviendas sostenibles contribuyen al medio ambiente reduciendo el impacto ambiental ya que se reduce la emisión de CO2.
  • Mejoran el aislamiento térmico y sonoro.

Los proyectos de vivienda sostenible representan una ventaja no solo para la sociedad y el medio ambiente sino también para quienes deciden invertir en ellas. La autosuficiencia de las viviendas se ve reflejada en un gran ahorro de recursos, por ende en una ventaja económica.

Artículo tomado de referencia CONALTURA