La fachada de una construcción no tiene sólo en cuenta el criterio de quien lo observa desde el exterior, es también un órgano más del edificio, como nuestra piel, y cumple funciones que no son meramente estéticas. Los criterios de estructura, ahorro energético y de habitalibidad son fundamentales a la hora de diseñar una fachada.

En las construcciones de fachadas hay materiales que se consideran básicos, y el vidrio es uno de ellos, pues aporta una gran luminosidad natural, además, el vidrio ha ido evolucionando y, en la actualidad, ofrece otros beneficios fundamentales como el aislamiento térmico y acústico, además del importante control de ahorro energético.

Te mostramos algunos ejemplos arquitectónicos de fachadas en Vidrio

Su mayor virtud interior-exterior es que permite la entrada filtrada de luz natural

Fachadas Ventiladas

El mercado ofrece una amplia gama de productos en vidrio con diversas calidades y propiedades. Actualmente muchos arquitectos ven en los colores y reflejos del vidrio una oportunidad de innovación, generando resultados bien sorprendes.

Para ello la elección del tipo de vidrio debe hacerse según criterios de eficiencia energética, control solar, seguridad y aislamiento térmico, además del resultado estético y formal deseado.

Vidrio Impreso

Esta técnica posibilita distintos niveles de opacidad y paso de luz, así como degradación de color, la aplicación de fotografías y diseños gráficos personaliza el vidrio de forma infinita.

Los fondos sobre los que se pueden imprimir pueden ser: transparentes, transparentes de color, blancos opacos y espejos.

Vidrio de Colores

Con alto poder decorativo, los vidrios coloridos traen vida a los proyectos, no siempre necesitan tener total transparencia.

Su versatilidad trae muchas otras posibilidades de aplicación además de cierres de las aberturas de puertas y ventanas